METODOADELGACE

LA COMIDA "CHATARRA" TAMBIEN ES ADICTIVA



Experimentos revelan que este tipo de alimentos genera una respuesta química similar que los consumidores de drogas.

Quien se atiborra sin freno con salchichas grasientas, fritos o pasteles puede desarrollar una dependencia de esos productos tan fuerte como la de un drogadicto, reveló un estudio de investigadores estadounidenses que publicará este lunes la revista científica Nature Neuroscience .

Con la llamada “comida chatarra”, el cerebro tiene la misma reacción que la que sufren fumadores o adictos al sexo, la heroína o la cocaína, afirman Paul J. Kenny y Paul M. Johnson.

El equipo del Scripps Research Institute de La Jolla, en California, demostró en experimentos con ratas de laboratorio que la comida basura puede crear el mismo equilibrio químico en el cerebro que otras sustancias adictivas. Ello funciona porque afecta al sistema de recompensa, que desencadena un sentimiento de bienestar y satisface provisionalmente a las personas, igual que a los animales.

Pero igual que con los drogadependientes, el sistema actúa en este caso exigiendo cada vez más comida, porque cuanto más se come, el cerebro necesita cada vez más material para desencadenar el mismo sentimiento de bienestar que en anteriores ocasiones.

Kenny afirma que “en el transcurso del estudio las ratas perdieron completamente el control de su comportamiento alimenticio”, el principal indicador de la adicción. “Y ni siquiera pararon cuando se les aplicó electroshocks, lo que muestra la importancia de esa comida”.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: